jueves, 19 de junio de 2014

Primer año de colegio...



Casi ha pasado un año desde la última vez que publiqué, concretamente 9 meses, (¡¡casi un embarazo!!), y hoy he decidido volver por aquí. Ha habido muchas veces en las que me ha apetecido escribir porque en estos meses hemos vividos muchas cosas y hubiera deseado poder plasmarlas en su momento, pero la falta de tiempo me ha hecho desechar la idea en sucesivas ocasiones... Este año ha sido muy importante tanto para la peque como para mi... Estoy convencida de que estos nueve meses han marcado su vida... 

Ha sido duro para ella, lo sé, y también lo ha sido para mi, y casi al final de este primer año de escolarización,no sabría decir si ha merecido la pena. A veces como he dicho antes me apetecía pasarme por aquí y contar lo que íbamos viviendo, pero otras veces me he sentido mal conmigo misma porque no terminaba de ver claro que todo esto le podía beneficiar a mi hija o quizá mas bien le estaba perjudicando...

Después de todo, de un otoño bastante duro y de un invierno algo mas llevadero, al final de curso es cuando estoy viendo un gran cambio en ella. Un cambio que no achaco a su paso por el cole, sino mas bien, a motivos de origen madurativo, que hubiesen llegado igualmente. He tenido dudas con respecto a la labor de su maestra, que tuvo algo que ver con varios episodios sucedidos los primeros días, que ya comenté en anteriores artículos..., aunque luego decidí relajarme un poco, porque veía cosas que no me gustaban constantemente, me fijaba en cualquier detalle y lo pasaba fatal, así que comprendí que lo mejor , tanto para mi pequeña como para mi, sería ver su evolución con una actitud mas positiva, siempre estando muy alerta ante cualquier signo de que algo pudiera ir mal. 

A pesar de mis recelos he ido viendo cómo mi nena se adaptaba a esta nueva etapa, lo cual creo que se debe mas a su forma de ser, que a otra cosa, aunque también es cierto, que a pesar de todo he comprobado que los maestros/as de infantil, se han portado muy bien con mi hija y que de hecho ella, en pocos días era bastante conocida entre ellos/as, ya que en el patio se van turnando todos para estar con los mas pequeños. He de reconocer que he visto muchas muestras de cariño hacia ella, lo que ha contribuido a que me fuese tranquilizando. 

En cuanto al día a día, hemos ido haciendo que sea lo mas llevadero posible, una vez que decidimos que iba a ir al cole, lo que sí que tuve que hacer es cambiar el chip para no hacer que mi hija lo pasara peor y siempre le he transmitido cosas positivas con respecto a este tema, y si algún día he visto que no le apetecía ir, pues no la he llevado... Esto nos acarreo algunos problemillas con su maestra, y es que en el mes de octubre me dijo que la niña había faltado mucho y que eso era "absentismo escolar..." No sé, me sonó a que me lo dijo para asustarme o algo así, pero nada mas lejos de esto, ya que yo le dije , que no creía que eso fuera así, ya que los tres años de infantil no son obligatorios, y por supuesto no le hice demasiado caso, pero también debo decir que ella no me ha vuelto a decir nada parecido en todo el curso.

En estos meses muchas veces me he sentido egoísta, porque algunas de las horas que mi peque ha estado en el colegio las he podido dedicar a mi misma, a hacer deporte, que es una de mis grandes aficiones y a estudiar, siempre compaginando con el trabajo (hago guardias de 24 horas lo cual hace que tenga algunos días libres después y los pueda dedicar a estar con mi hija...). He de reconocer que necesitaba esas horas. Esto me ha hecho sentirme mal en ocasiones, pero por otra parte creo que puede que nos haya venido bien esta separación a las dos... Quizá es una manera de excusarme para no creer que ella hubiera preferido estar conmigo todo el tiempo, pero creo que si yo me hubiera sentido saturada, tampoco hubiera sido bueno para ella. Yo soy humana, y muy imperfecta, me hubiera gustado sentirme capacitada para no tener que llevarla al cole, pero no ha sido así, y de hecho envidio a todos aquellos padres que lo tienen claro y no llevan a sus hijos al cole hasta los seis años, e incluso que se deciden por el "homeschooling", del que hable en su momento y que me parece una opción muy interesante para el que pueda permitírselo.

Ahora ya solo quedan unas semanas para terminar el curso y la verdad es que tengo muchas ganas de disfrutar de mas tiempo juntas, de hecho siempre anhelo los días de fin de semana y los festivos..., así que espero con impaciencia que le den ya las vacaciones. Por lo demás a ver si ahora, durante el periodo estival, recargamos las pilas y saco mas tiempo libre para pasarme mas por aquí y seguir plasmando todo aquello que se me pasa por la cabeza, la cual no para nunca de maquinar...

5 comentarios:

  1. Mónica... ¡que alegría saber de ti! Bueno, por tus palabras parece que habeis necesitado vuestro tiempo y vuestro ritmo para iros adaptando pero que lo estais consiguiendo... me alegro infinito.

    Yo también tengo sentimientos de culpa cuando me dedico algo de tiempo a mi misma... pero creo que debo desterrarlos. La culpa es un sentimiento muy triste y negativo, que genera ansiedad... Mi peque necesita una mami al doscientos por cien feliz y eso se logra si yo me mimo y me cuido... Asi que ¡fuera miedos!

    Muchos besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima!!! Yo también me alegro un montón de que me comentes... No me digas por que pero estaba convencida de que te pasarias por aqui... Hemos pasado momentos bastante duros, pero creo su nos hañemos ido adaptando las dos, y tienes mucha razón con lo que dices de los sentimientos de culpa, pero es algo que a veces no puedo evitar, imagino que es normal. Espero que a vosotras os vaya también muy bien, si no recuerdo mal tu peque empezara el cole el siguiente curso, no?? Bueno a ver si algún día nos tomamos un café que te aseguro que me encantaría, besos!!! ;)

      Eliminar
  2. Yo también me alegro de saber de ti! Espero que al final el balance haya sido bueno, sobretodo para tu pequeña. Ella está contenta?

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bichilla!! También mucho tiempo sin saber de ti, lógicamente porque paso poco por los blogs, mas bien nada en estos últimos meses, pero muchas gracias por pasarte ahora... A tu pregunta te diré que ella casi siempre esta contenta, es una niña muy alegre y comunicativa, pero creo que el cole no le gusta demasiado, no se ha negado a ir salvo en contadas veces, pero tampoco creo queble vuelva loca ir, ella va porque la llevamos, pero cuando es fin de semana se comporta igual, aunque cuando se despierta por la mañana siempre me pregunta "a donde vamos" para saber si hay volé o no creo yo... En fin ahora ya ha acabado el curso y lo que pienso es en disfrutar del sol y la playa y poder madrugar menos, jejeje

      Besos!!!

      Eliminar
  3. qué alegrîa volver a leerte, mônica!!!
    bueno, al fin del camino parece que el anàlisis es màs bien positivo, lo cual es bueno. a fin de cuentas cada familia actûa en funciôn de sus posibilidades y hay quienes dean a sus bebés en guarderîas cosa que en vuestro caso pudisteis evitar. sinceramente creo que no estàn madurativamente preparados para ir al cole tan pronto, pero la sociedad a veces nos empuja a tener que hacerlo. el otro dîa tuve una pesadilla en que me obligaban a llevar a mi ninya al cole y lo pasé francamente mal, por ella bàsicamente, y también porque creo que de momento està mejor en casa... todo esto porque mi cunyada me habîa dicho como que en bélgica estàn pensando en hacer la ensenyanza preescolar obligatoria (no sé si amenazàndome o qué...). como tû bien dices a veces llega a saturar ocuparse de ella las 24h, pero nosotros estamos ambos en casa y podemos tener tiempo libre para cada uno.
    una vez màs me alegro de verte de vuelta, distruta de ella, disfruta también del deporte porque el tiempo que nos dedicamos a nosotras es para después estar mejor con ellas. besos!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tus comentarios, me encanta saber lo que piensas!